Mobile Version Hide

Parece que está accediendo a esta página por medio e Internet Explorer 6. Ya no es posible acceder a ella con este navegador.
Para una búsqueda más fiable y segura se recomienda utilizar uno de estos navegadores:

Firefox / Safari / Opera / Chrome / Internet Explorer 8+

Vídeo

Parar, sacar la cámara, capturar el momento y volver a la carretera. Esta es mi/nuestra nueva rutina diaria.

Parte 1: Planificar una ruta y hacer las maletas.

Soy videógrafa freelance y diseñadora de animaciones y salgo de viaje el 1 de mayo de 2019 con mi compañero Lars para pasar un año descubriendo los muchos países de Europa. Queríamos experimentar la variedad de entornos y las diferentes culturas que existen, a menudo muy cerca unas de otras, y probar si es realmente posible trabajar desde cualquier sitio en esta era digital. También queríamos recargar las pilas de nuestra creatividad y volver a casa con nuevas energías e inspiración. Buscando nuevas perspectivas, colores, gustos y aventuras, queríamos ampliar nuestra visión de la vida.
Elegimos como medio de transporte unas motos. Esto nos permitiría salir de las rutas habituales y conocer un lado diferente de Europa.
¡Nuestro plan es no tener plan!

Despues de haber planeado meticulosamente viajes en el pasado, nos empezamos a dar cuenta de que las cosas no suelen suceder tal y como las planeas. Esta vez, decidimos ser espontáneos.
Queríamos disfrutar de la libertad de decidir nuestro destino sobre la marcha dependiendo de lo que nos apetezca y de las posibilidades de trabajo.

Viajar en moto ofrece muchas ventajas y libertad, pero también significa que puedes llevar muy poco equipaje contigo. Por lo tanto, necesitábamos un elegir cuidadosamente nuestro equipo y solo llevar material en el que confiáramos al 100%. Después de muchos años utilizando productos Olympus, conocemos sus ventajas y estábamos seguros de que serían una opción perfecta para este viaje.

Como videógrafa en Alemania muchas veces he utilizado equipo Sony, con su sensor de formato de 35 mm, pero para este viaje, necesitaba algo más que simplemente un sensor grande. No sabía lo que me iba a encontrar, pero una cosa era segura: íbamos a tener lluvia, arena, calor, polvo, baches y golpes. Eso significaba que necesitábamos un equipo que pudiera resistir todas esas cosas, como eI sistema OM-D de Olympus. Por tanto, dejé mi Sony en casa y me llevé un equipo completo de Olympus al viaje. No solo por la robustez y fiabilidad de un producto esencial para un viaje de este tipo, también fue un factor clave su tamaño.

Durante un año íbamos a estar nosotros, nuestras motos y la carretera. Con tantas cosas imprescindibles que llevar, como una tienda de campaña, esterillas, sacos de dormir, ropa de invierno, ropa de verano, un kit de primeros auxilios, portátiles o comida, el tamaño es un factor realmente importante. Este es un campo en el que los objetivos Olympus M.Zuiko Pro ofrecen grandes ventajas: son pequeños, robustos, tienen una intensidad de la luz fantástica. Tres buenas razones para llevárnoslos a nuestra aventura. También me gustó poder dejar mi cardán en casa, pues la excelente estabilización de imagen del sistema OM-D hacía este trabajo igual de bien.

Queríamos documentar nuestro viaje en vídeo, por lo tanto, era importante que los vídeos tuvieran un sonido perfecto que complementara las historias que acompañaban a las imágenes. Como la Olympus LS-P4 es tan versátil, ya que cuenta con un buen micro y grabadora de sonido en un solo producto, nos ahorramos mucho espacio. Configuramos y conectamos la LS-P4 a nuestra cámara muy rápido y conseguimos para nuestros vídeos un sonido profesional. Si teníamos que tomar notas, las grabábamos directamente en la grabadora sin tener que usar un micro adicional y para las entrevistas podíamos llevar la grabadora en el bolsillo. Por lo tanto, otra vez nos ahorramos mucho peso y espacio.

Con la lista completa de todo lo que necesitábamos, por fin iniciamos nuestra aventura, dirigiéndonos en primer lugar hacia el Sur de Europa. Después de casi tres meses en la carretera estoy convencido de que fue una buena idea hacer este viaje. Ver y experimentar algo nuevo cada día no te deja tiempo para echar de menos tu casa ni tu día a día habitual. ¡Veremos las aventuras que todavía nos faltan por vivir!

Autora, fotógrafa y videógrafa: Carolin Nina Jasiak

Galería de imágenes

Todas las imágenes han sido tomadas con el siguiente equipo: