Mobile Version Hide

Parece que está accediendo a esta página por medio e Internet Explorer 6. Ya no es posible acceder a ella con este navegador.
Para una búsqueda más fiable y segura se recomienda utilizar uno de estos navegadores:

Firefox / Safari / Opera / Chrome / Internet Explorer 8+

Naturaleza y vida salvaje

La fotografía de la vida salvaje a menudo tienen dificultades que son difíciles de evitar. Cuanto más repito estas palabras en mi mente, menos frustrado me siento. Estas son algunas de las razones de que esto ocurra.
Primero, los animales solo se pueden acercar volando, corriendo o arrastrándose y eso cuando les apetece. Después, solo estarán con nosotros mientras no se sientan amenazados y ese es el momento en el que podemos conseguir una buena foto. Por esta razón, debemos utilizar técnicas de camuflaje, para mezclarnos con el entorno y pasar desapercibidos.

En segundo lugar, el tiempo es tan caprichoso o más que los animales que intentamos fotografiar. Yo siempre consulto las previsiones meteorológicas pero muchas veces fallan. Hace poco, en Polonia, todos los días eran parecidos, nublados, con una temperatura aproximada de cero grados y aguanieve. Ligera helada, con unos pocos centímetros de nieve, seguida de lluvia, un paisaje que cambiaba rápidamente de invernal a otoñal.

En tercer lugar, lo más importante, el equipo fotográfico que utilicemos. Debe ser capaz de permitirnos en una fracción de segundo y sin quitar el ojo del visor, corregir la mayor cantidad de ajustes que cambian constantemente en cada escena.
La razón está clara. Los animales no son como modelos en un estudio que posan una y otra vez. La acción que ves por el visor puede ser realmente fugaz. La tecnología moderna nos puede ayudar en este sentido y es bueno saber utilizarla.

La nueva OM-D E-M1X cuenta con funciones muy útiles para fotografiar el mundo natural. Por ejemplo, una rápida ráfaga de disparo (60 fps) y un obturador silencioso, las funciones Pro Capture o Live Composite, que es una novedad en las cámaras Olympus, un autoenfoque programable, reconocimiento y seguimiento de sujetos, vídeos a 120 fps. Todas estas funciones mejoran la eficacia sobre el terreno. Después de conocer las características de la E-M1X bastante bien, la puse a prueba fotrografiando pájaros carpinteros y aves paserinas.

Primero, para poner en práctica las nuevas funciones de la cámara, construí un comedero para atraer a diferentes especies de herrerillos. El plan era sencillo. Después de seguir la rama preferida de los pájaros, ajustaba el rango de trabajo del autoenfoque en dos metros antes y detrás de la rama. De esta manera solo enfocaba el área seleccionada y no perdía el enfoque por capturar accidentalmente el fondo. En el segundo paso, limité el campo de autoenfoque a una barra horizontal, paralela a la rama. A continuación, enfocaba un poco por encima de la rama, permitiendo a la cámara solo enfocar la cabeza del pájaro y no otras partes de su cuerpo o de la rama. Sobre el terreno, todo ocurre muy rápido, como se puede comprobar en el metraje. En la práctica, no sabes exactamente cómo va a moverse el pájaro y antes de que ajustes el área de AF ya se habrá ido probablemente.

Al utilizar las funciones mencionadas, podía aprovechar cada fracción de segundo en las que el pájaro se movía. Decidí subir el nivel de dificultad y capturar una imagen borrosa, con el pájaro con las alas extendidas a punto de aterrizar. Para este propósito, activé la función Pro Capture que permite a la cámara tomar imágenes con el disparador pulsado a medias sin guardarlas en la tarjeta. Al pulsar por completo el disparador se guardan las últimas 35 imágenes. Ya me había encantado esta función en verano, fotografiando a las abejas. En esa ocasión, creé un vídeo ilustrativo. Tomé en especial consideración los momentos en los que pulse el disparador a la mitad y por completo. Dividí el vídeo en dos partes. La primera muestra imágenes sin utilizar Pro Capture y la segunda muestra las imágenes que pude capturar gracias a Pro Capture. Me parece una función imprescindible para un fotógrafo de la naturaleza. ¡Simplemente genial!

Autor y fotógrafo: Lukasz Bozycki.

Galería de imágenes

Todas las imágenes han sido tomadas con el siguiente equipo: