Mobile Version Hide

Parece que está accediendo a esta página por medio e Internet Explorer 6. Ya no es posible acceder a ella con este navegador.
Para una búsqueda más fiable y segura se recomienda utilizar uno de estos navegadores:

Firefox / Safari / Opera / Chrome / Internet Explorer 8+

Naturaleza y vida salvaje

¡Los objetivos M.Zuiko PRO de Olympus me encantan! Cuando tienes en tus manos un objetivo M.Zuiko PRO de Olympus, te das cuenta al instante de que se trata de un producto de primera categoría. Los objetivos M.Zuiko PRO de Olympus lo tienen todo: una alta calidad óptica, una excelente calidad de imagen, un autoenfoque rápido y preciso y una calidad mecánica óptima. Su exterior y su bayoneta son de metal y están sellados para evitar la entrada de polvo, agua o escarcha. Se podría decir que son productos “todo en uno” cuando se combinan con las cámaras OM-D.

Tomemos como ejemplo el objetivo M.Zuiko 40-150mm F2.8 PRO. ¿Hay alguna otra marca que ofrezca un parasol así? Yo creo que no. Con otros productos, tienes que exrtaer el parasol, girarlo y volverlo a colocar en el objetivo. Con este, lo único que tienes que hacer es girarlo un poco a la izquierda y hacia atrás para hacerlo pequeño de nuevo. ¡Es genial!

Permite cambiar de forma mágica entre el enfoque manual y automático, basta con mover hacia delante o hacia atrás el anillo del objetivo, dependiendo de la situación. Por supuesto, su peso también es una gran ventaja. El tamaño de su sensor permite hacer objetivos pequeños, ligeros, compactos y rápidos.

La estabilización de imagen en 5 ejes de la cámara y el estabilizador del objetivo te permiten conseguir unas fotos nítidas cámara en mano. Este es uno de los motivos por el que la OM-D destaca, por combinar estabilización con velocidades de obturación de dos segundos o incluso más, algo único en la industria. Además, su autoenfoque funciona perfectamente en la oscuridad.

Le pregunté a un buen amigo que le parecía el objetivo Olympus M.Zuiko PRO. Me dijo que: “Cuando compré mi primer objetivo PRO, el Olympus M.Zuiko 7-14mm F2.8 PRO, en 2017, me abrió muchas puertas para mi fotografía. Esto se debe a su alto nivel técnico que permite ampliar lo que para uno es físicamente posible. Su corta distancia focal y su amplia apertura, combinadas con una definición excelente en todas las partes de la imagen hacen que sea un objetivo muy útil en muchas situaciones diferentes. Lo utilizo en viajes, incluso con climas extremos y también para fotografiar eventos.

Me gustaría acabar con esta cita:“Mucha gente aplaude al ver fuegos artificiales y no al ver puestas de sol” – Friedrich Hebbel

Autor y fotógrafo: Hayrettin Bilgin

Galería de imágenes

Todas las imágenes han sido tomadas con el siguiente equipo: