Mobile Version Hide

Parece que está accediendo a esta página por medio e Internet Explorer 6. Ya no es posible acceder a ella con este navegador.
Para una búsqueda más fiable y segura se recomienda utilizar uno de estos navegadores:

Firefox / Safari / Opera / Chrome / Internet Explorer 8+

Urbana y viajes

Llevo dos años y medio viviendo en Orlando (Florida), y por fin he tenido la oportunidad de pasar un fin de semana en Nueva York. He visto ya muchísimas fotografías, pero es imposible cubrirlo todo en tan solo 3 días. 

Siempre que viajo, intento llevar el equipo más ligero posible. Debido a las estrictas restricciones de la aerolínea en cuanto a equipaje, esta vez tuve que arreglármelas con lo mínimo. En circunstancias normales, habría optado por llevarme mi PEN-F, que ofrece unos resultados de gran calidad para su tamaño y es muy elegante y discreta.
El tiempo en Nueva York es difícil de predecir, pero según las previsiones iba a llover bastante el primer día. La PEN-F no tiene protección contra la intemperie, por lo que decidí llevarme la OM-D E-M1 II junto con el objetivo Zuiko 12-40 mm PRO. En comparación con una réflex, esta combinación es relativamente ligera y debería ser capaz de cubrir todas mis expectativas fotográficas.

Por lo general, hago reportajes de boda y fotos de elementos arquitectónicos e interiores. Siempre he admirado la fotografía urbana, como la que realiza mi visionario colega Thomas Leuthard. Entonces, durante mis primeras horas en Nueva York, tuve un momento de inspiración como pocas veces me ha ocurrido.
Esta ciudad tiene tanta energía que podía descubrir algo que fotografiar en cada esquina. Sujetos estáticos, pero también situaciones en las que tenía que reaccionar rápido.

Contar con un equipo que te permita reaccionar rápido en estas situaciones y enfocar es una gran ayuda. Con la pantalla abatible se pueden controlar perspectivas poco comunes. De una manera u otra, me sentía como uno de "ellos", un fotógrafo callejero a la caza de instantáneas.

El primer día llovió, tal como decían las previsiones. Mientras mi mujer tenía la amabilidad de hacer la infinita cola en Times Square para comprar entradas para un musical esa noche bajo la intensa lluvia, yo me aventuré entre los bloques cercanos para hacer algunas fotos. Al final, la chaqueta impermeable me vino bastante bien, algo que nunca hubiera pensado en Florida. La OM-D E-M1 II estuvo expuesta a la lluvia todo el tiempo, y me di cuenta de la herramienta tan fiable que tenía entre manos.

El último día del viaje nos despidió un sol radiante y dimos un paseo en bici por Central Park. Entonces también me di cuenta de que este sistema tiene un estabilizador de imagen magnífico. Entretanto, grabé varios vídeos. Grabé desde la bicicleta, y es verdaderamente increíble lo que es capaz de lograr el estabilizador de 5 ejes.

Tuve la oportunidad de dominar varias situaciones de disparo durante este fin de semana. Desde fotografía callejera por la Quinta Avenida y el metro, pasando por fotos típicas de turista como la Zona Cero o el World Trade Center One, hasta los paisajes nocturnos de Manhattan desde el puente de Brooklyn. La E-M1 II y el Zuiko 12-40 PRO ofrecieron un rendimiento excelente y fueron los compañeros de viaje ideales. Para el próximo viaje, espero poder contar con el 12-100 PRO para hacer tomas de detalles desde más cerca en algunas situaciones, como en el WTC One, o para retratar a la gente.

Autor y fotógrafo: Alexander Hahn

Galería de imágenes

Todas las imágenes han sido tomadas con el siguiente equipo: