Gestión de crisis en la sanidad: adaptación a COVID-19

05/26/2021

Desde la escasez de personal y los problemas de financiación hasta los aparentemente interminables retrasos en los procedimientos, la gestión de la crisis durante la pandemia de COVID-19 ha sido implacable. Los responsables sanitarios de todo el mundo han asumido heroicamente el reto y, en consecuencia, han contribuido a salvar muchas vidas. Sin embargo, los costes asociados a la gestión de las emergencias sanitarias ascienden a miles de millones de euros, y siguen aumentando. Con unas finanzas menguantes y miles de procedimientos electivos aplazados en el transcurso del último año, ¿cómo se puede esperar que las organizaciones hospitalarias se las arreglen? La pandemia nos ha demostrado que la flexibilidad operativa es clave para la gestión de crisis, por lo que ¿podría la combinación de la flexibilidad con las tecnologías médicas digitales y avanzadas ayudar a eliminar el retraso de los pacientes, y a un precio adecuado?

ORL, Cirugía general, Gastroenterología, Urología, Ginecología, Neumología
  • Compartir información:

La asombrosa magnitud y gravedad de la pandemia por COVID-19 ha llevado a los sistemas sanitarios a introducir cambios sustanciales en su funcionamiento. Para mantener un alto nivel de atención durante la pandemia, los hospitales han tenido que tomar decisiones importantes sobre cómo optimizar las asignaciones de fondos, la contratación de personal y las tasas de pago, y también garantizar el suministro adecuado de EPI. Dado que los profesionales sanitarios (HCP) trabajan más horas y experimentan niveles de estrés más altos que nunca, los hospitales y las clínicas también ofrecen un apoyo vital en materia de salud mental al personal de primera línea.

Las estrategias sólidas de gestión de crisis son cruciales para que los hospitales se adapten a los cambios provocados por la pandemia de COVID-19. Aplicadas por las organizaciones hospitalarias, estas estrategias implican un mayor uso de soluciones digitales para la formación del personal y la educación de los pacientes, así como la adopción de tecnologías médicas avanzadas que alivien la importante carga que soportan los médicos. Al introducir una mayor flexibilidad operativa y un sistema de mayor apoyo para el personal, las organizaciones hospitalarias están ayudando al personal sanitario a mantener una alta calidad asistencial durante esta situación sin precedentes.

Tres formas de adaptación de los sistemas sanitarios a la pandemia

Mejoras en la financiación
Para apoyar a los sistemas sanitarios en su lucha contra el COVID-19, los gobiernos de toda Europa aumentaron la cantidad de fondos destinados a los servicios críticos, desarrollando grandes paquetes financieros. Estas cifras oscilan entre los 326 € adicionales por persona en Lituania, y entre 60 € y 100 € en las economías más grandes, como España, Italia, Francia y Reino Unido 1. La mayor parte de este aumento de la financiación fue distribuida por las organizaciones hospitalarias para financiar una mayor capacidad de pruebas, garantizar un suministro suficiente de EPI y proporcionar servicios adicionales de bienestar y apoyo financiero al personal.

En abril de 2020, la Comisión Europea movilizó 3.000 millones de euros del presupuesto de la UE, canalizando 2.700 millones de euros a través del "instrumento de apoyo de emergencia", que se ha utilizado para financiar vacunas y tratamientos contra el COVID-19 2. Otros usos de la financiación del instrumento de apoyo de emergencia son 2,5 millones de euros para la formación de un grupo multidisciplinar de 15.000 profesionales sanitarios en 700 hospitales para que puedan trabajar en las unidades de cuidados intensivos, y 12 millones de euros para 200 robots de desinfección por rayos ultravioleta que pueden esterilizar las habitaciones de los pacientes más rápidamente que los métodos existentes.

Creación de capacidad adicional
El aumento del número de pacientes registrado en 2020 llevó a los sistemas sanitarios a aumentar la capacidad de sus hospitales y, en total, se crearon más de 70.000 camas adicionales en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de Europa durante la primera ola de la pandemia 2. La mayoría de los países convirtieron las salas de uso general u otras salas clínicas en salas de UCI, y muchos también optaron por posponer las cirugías electivas no urgentes, liberando un gran número de camas de hospital. La creación de hospitales militares de campaña en países como España, Estonia, Francia e Italia, así como la conversión de instalaciones no médicas en UCI en Croacia, Irlanda y Alemania también contribuyeron a aumentar la capacidad 2.

Contratación de personal rápida y flexible
Para aliviar la presión sobre el personal existente que se esfuerza por manejar el creciente número de pacientes de COVID-19, muchos países europeos promulgaron medidas de emergencia que permitieron el registro temporal de nuevo personal 2. Se trata de estudiantes de medicina y enfermería, médicos en formación, profesionales sanitarios inactivos y jubilados y trabajadores sanitarios extranjeros.

El desafío continuo de los retrasos en los procedimientos

Efectos colaterales de COVID-19
Aunque los cambios operativos a gran escala aplicados durante la pandemia ayudaron a los sistemas sanitarios a gestionar eficazmente el aumento del número de pacientes, también ha habido consecuencias a largo plazo en los servicios sanitarios. Los cambios de personal, el aplazamiento de las cirugías electivas y la conversión de las salas en UCI a principios de 2020 crearon una acumulación de procedimientos electivos no urgentes, y aunque muchos países reanudaron las cirugías electivas a mediados de 2020, miles de pacientes en toda Europa siguen esperando el tratamiento 3.

Un factor importante que contribuye a estos retrasos en los procedimientos es la continua redistribución del personal con competencias transferibles, como los cirujanos noveles y las enfermeras de quirófano. Además de trasladar a los trabajadores a diferentes departamentos del hospital para atender a los pacientes del COVID-19, el personal también ha sido reubicado en diferentes regiones dentro de sus propios países, lo que agrava aún más la situación 2.

Las soluciones digitales ayudan a afrontar el reto de los retrasos en los procedimientos
Con los recientes desarrollos que implican un mayor compromiso a distancia, los pacientes pueden necesitar nuevas formas de comunicarse con sus médicos. Las plataformas digitales, incluidos los sitios web y las aplicaciones móviles, educan a los pacientes y les permiten mantenerse informados y al día de los acontecimientos importantes.

Un ejemplo de esta plataforma es la Solución Educativa Digital (DES) de Olympus e Inhealthcare, desarrollada para los pacientes que esperan procedimientos de endoscopia. Esta solución digital pretende aumentar la capacidad de diagnóstico del NHS en el Reino Unido, donde los datos muestran que la actividad endoscópica se redujo en un 95% durante el pico de la crisis de COVID-19 3. Este sistema proporciona apoyo personalizado al paciente y materiales educativos atractivos en un formato digital accesible. Contribuye a mejorar los resultados sanitarios, a reducir la pérdida de citas, a facilitar los diagnósticos tempranos y a aliviar la presión sobre los hospitales sobrecargados..

Las tecnologías médicas avanzadas ofrecen más apoyo
Existe la preocupación de que el desvío generalizado de recursos hospitalarios a la lucha contra el COVID-19 haya tenido un impacto negativo en la calidad de la atención a otras enfermedades como el cáncer. Por ejemplo, los estudios realizados en el Reino Unido sugieren que la reducción del número de colonoscopias realizadas entre abril y octubre de 2020 hizo que se diagnosticaran y trataran 3500 personas menos de cáncer colorrectal de lo que se hubiera esperado en ese periodo 4.

Para ayudar a los médicos a diagnosticar con precisión a estos pacientes, Olympus ofrece sistemas avanzados de endoscopia como EVIS X1. Con funciones como Narrow Band Imaging (NBI) y ENDO-AID CADe para la detección de lesiones asistida por ordenador, EVIS X1 pretende mejorar las tasas de detección de adenomas (ADR) para ayudar a reducir el número de biopsias necesarias. Al proporcionar una herramienta precisa y eficaz para la detección de adenomas, EVIS X1 también puede acortar las visitas hospitalarias de los pacientes y, en última instancia, ayuda a reducir el retraso en los procedimientos a los que se enfrentan las organizaciones hospitalarias.

La flexibilidad operativa es clave para una gestión eficaz de la crisis

Los cambios en los procedimientos han afectado a la capacidad de atención
Aunque son vitales para evitar la propagación de la enfermedad, los cambios en los procedimientos han tenido en algunos casos el efecto no deseado de reducir el volumen de atención que pueden prestar los servicios hospitalarios. Por ejemplo, se prevé que las recomendaciones de prevención y control de infecciones (CIP) en cuanto a los EPI completos, el flujo de pacientes y la limpieza de las salas reduzcan la capacidad de procedimientos como la endoscopia en más de un 65% 5. Se trata de una gran preocupación para el personal sanitario que afecta a los pacientes y, a su vez, a la gestión sanitaria.

La aplicación de procedimientos sólidos de detección de COVID-19 es una forma importante en que los hospitales pueden ayudar a aliviar la carga del personal sanitario, permitiéndoles mantener un mayor volumen de procedimientos críticos no relacionados con COVID a pesar de los cambios en las directrices de control de riesgo de infecciones.

Los proveedores de soluciones médicas apoyan la transición a procedimientos nuevos o modificados

En muchos casos, los profesionales de la salud también han tenido que adaptar los procedimientos médicos para cumplir con las medidas contra el COVID-19 recientemente impuestas. Gracias a la evaluación continua de los conocimientos del personal, los administradores de los hospitales pueden identificar los casos en los que el personal necesita formación sobre un procedimiento nuevo o modificado, y garantizar un alto nivel de atención durante los periodos en los que el número de pacientes es elevado, y en situaciones en las que el personal existente ha sido reubicado.

La pandemia ha puesto de manifiesto el valor de las alianzas entre la industria y la sanidad para la formación del personal, y los proveedores de sistemas médicos apoyan cada vez más al personal sanitario con educación y formación sobre procedimientos médicos avanzados y el uso seguro y eficaz de los productos.

Un ejemplo es Olympus Continuum, que es un portal en línea que ofrece una serie de programas de educación profesional y formación de expertos médicos para ayudar a los profesionales sanitarios a ampliar sus conocimientos clínicos y ofrecer altos niveles de atención y seguridad a los pacientes.

Las soluciones digitales pueden apoyar la formación del personal
Los avances en la asistencia sanitaria virtual también están beneficiando a los profesionales de la salud con plataformas de telemonitorización como MedPresence de Olympus, que permiten la colaboración a distancia durante las operaciones quirúrgicas. Estos sistemas, que proporcionan herramientas esenciales para la formación médica, permiten el acceso seguro a expertos externos y mantienen el distanciamiento social para reducir el riesgo para los pacientes y el personal sanitario.

Resumen
Aunque la velocidad y la gravedad de la pandemia por COVID-19 tomaron al mundo por sorpresa, los sistemas sanitarios han respondido introduciendo rápidos y profundos cambios en su funcionamiento, salvando vidas y protegiendo a los trabajadores clave

Además de proporcionar equipos médicos avanzados que aumentan la eficacia de los procedimientos, las asociaciones con proveedores de tecnología médica, como Olympus, ofrecen a las organizaciones hospitalarias un apoyo muy necesario en tiempos difíciles. Tanto si se trata de formar al personal sanitario en procedimientos nuevos o modificados, como de utilizar soluciones digitales para la educación de los pacientes, estas estrategias de gestión de crisis pueden ayudar a las organizaciones hospitalarias a reducir sus retrasos en los procedimientos, y garantizar que estamos mejor protegidos y más preparados que nunca para hacer frente al espectro de las enfermedades infecciosas.

Contacto

¿Más información sobre nuestros productos? Póngase en contacto con nosotros aquí.

Olympus respeta su privacidad. Consulte nuestra  Declaración de privacidad para obtener información sobre cómo procesamos sus datos personales para responder a su consulta.
* Campos obligatorios

Referencias

  1. 1.How much additional money are countries allocating to health from their domestic resources? WHO Published 2020. Accessed March 24, 2021.
  2. 2.Health at a Glance: Europe 2020 State of Health in the EU Cycle. OECD and European Union OECD Publishing; 2020
  3. 3.Too long to wait: the impact of COVID-19 on elective surgery The Lancet Rheumatology Lancet Rheumatol. 2021
  4. 4.Impact of the COVID-19 pandemic on the detection and management of colorectal cancer in England: a population-based study. Morris EJA, Goldacre R, Spata E, et al. Lancet Gastroenterol Hepatol. 2021
  5. 5.Safely restarting GI endoscopy in the era of COVID-19. Hayee B, Thoufeeq M, Rees CJ, Penman I, East J. Gut. 2020;69(12):2063-2070. doi:10.1136/gutjnl-2020-321688