Asistencia sanitaria basada en el valor: mejora de los resultados de los pacientes y del control de costes

04/21/2021

¿Cómo pueden los sistemas de asistencia sanitaria mejorar los resultados de los pacientes y reducir el gasto global al mismo tiempo? Aunque pueda parecer una paradoja, exactamente este es el concepto en el que se basa la "asistencia sanitaria basada en el valor" (VBHC). Desde 2006, los enfoques de asistencia sanitaria basados en el valor han obtenido resultados tangibles que podrían desempeñar un papel crucial en revitalizar los sistemas sanitarios devastados por los efectos de una pandemia mundial. Muchos sistemas sanitarios han adoptado con éxito algunos de los conceptos centrales de la VBHC, pero uno de los obstáculos para su aplicación sigue siendo su complejidad. ¿Cómo pueden las organizaciones hospitalarias comprender mejor los enfoques de la atención sanitaria basados en el valor? ¿Y qué beneficios pueden esperar con la correcta aplicación de los conceptos de VBHC?

Cirugía general, ORL, Gastroenterología, Urología, Ginecología, Neumología
  • Compartir información:

Asistencia sanitaria basada en el valor: mejora de los resultados de los pacientes y del control de costes
La asistencia sanitaria actual es un intrincado equilibrio entre la eficacia del tratamiento y el coste. En un momento en que tanto organizaciones sanitarias como los pagadores buscan continuamente optimizar sus inversiones, el economista de Harvard Michael E. Porter introdujo el concepto de atención sanitaria basada en el valor (VBHC) en su libro de referencia, Redefining Health Care: Creating Value-Based Competition on Results, del que es coautor Elizabeth Olmsted Teisberg. Publicado en 2006, este trabajo se basó en diez años de investigación sobre el sistema sanitario estadounidense, en el que el gasto por ciudadano superaba al de todas las demás naciones, pero los resultados de los pacientes en muchas áreas se mostraban peores. La introducción de un concepto de VBHC tiene como objetivo mejorar los resultados sanitarios y, al mismo tiempo, reducir los costes. 1

El VBHC basa los pagos a las organizaciones sanitarias en los resultados de los pacientes, en lugar del modelo más tradicional de pago por servicio (FFS). Con el sistema FFS, el paciente o la aseguradora paga cada prueba diagnóstica o procedimiento médico aunque no tenga éxito, lo que no pone necesariamente en primer lugar el interés del paciente. La VBHC es fundamentalmente una forma de aumentar la salud de los pacientes y su satisfacción con la atención, al tiempo que ayuda a controlar y reducir los costes, y es un escenario en el que todos ganan. Los enfoques de la asistencia sanitaria basados en el valor benefician a los pacientes, a los profesionales sanitarios, a las administraciones y a las aseguradoras, por lo que resultan atractivos para los sistemas sanitarios actuales.

Resultados medibles de los pacientes en un modelo de pago de VBHC
Aunque se introdujo hace casi 15 años y los sistemas sanitarios lo consideran prioritario, la adopción de la VBHC conlleva sus retos. El concepto en sí es una idea muy compleja que requiere un gran cambio de procedimientos a todos los niveles para su adopción generalizada, lo que significa que, comprensiblemente, la VBHC todavía no está totalmente instaurada en ningún país. En cambio, muchos sistemas de todo el mundo siguen dando pasos hacia esta forma de pensar, centrándose en el enfoque centrado en el paciente que se encuentra en el núcleo de un enfoque de la asistencia sanitaria basado en el valor.

Dado que el concepto se basa en el valor de la prestación de la asistencia sanitaria, los resultados sanitarios deben ser medibles. Obviamente, esto dista de ser sencillo por muchas razones, como la naturaleza multifacética de las vías de tratamiento, las complejidades de la gestión de múltiples enfermedades y los caprichos de los diferentes sistemas administrativos. Además, para medir los resultados, hay que tener en cuenta todos los aspectos del tratamiento, ya que mientras una sola intervención aislada puede tener éxito, el resultado global del tratamiento puede no tenerlo.

Para superar estos retos, se utilizan varios sistemas para medir los resultados y mejorar la prestación de servicios, como el Net Promoter Score (NPS), utilizadas como medida de la experiencia de los pacientes, y las medidas de resultados comunicadas por los pacientes (PROM), que miden los resultados clínicos y la calidad de vida.

Para ayudar a acelerar la adopción de los enfoques de la VBHC, el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) de la Salud lanzó una nueva guía 2 en mayo de 2020 para mostrar a las organizaciones sanitarias cómo mejorar los resultados de los pacientes y reducir el gasto innecesario. Se calcula que hasta un 30% o más del gasto sanitario se desperdicia en complicaciones evitables, tratamientos innecesarios o ineficiencias administrativas. 3 Por tanto, eliminar este gasto supondría un gran beneficio para los gobiernos, los directores de hospitales y las aseguradoras. Más aún cuando los presupuestos se ven cada vez más reducidos por el envejecimiento de la población y la capacidad de tratar más enfermedades.

Entender el valor en la asistencia sanitaria
A medida que los sistemas sanitarios avanzan hacia un enfoque más basado en el valor, es fundamental comprender el valor tanto en términos de resultados de los pacientes como de costes. En Olympus, nos gusta pensar en cuatro dimensiones (eficiencia, economía, seguridad y reputación) que reflejan las necesidades clave de las organizaciones sanitarias. Aunque entendemos que estas cuatro áreas están estrechamente interrelacionadas, cada una tiene su propio valor y consideraciones importantes. Trabajamos con nuestros aliados del sector sanitario para ayudar a mejorar estas cuatro dimensiones de una manera que funcione para cada organización individual.

Optimización de la eficiencia operativa y la gestión del flujo de trabajo
En cuanto a la aplicación de los enfoques de la VBHC, la eficiencia es una de las principales consideraciones. La eficiencia en el proceso asistencial puede influir positivamente en los resultados clínicos y en el valor, para el paciente, la organización sanitaria y el pagador de los mismos. Por ejemplo, desde el punto de vista del paciente, las repetidas visitas al hospital conllevan implicaciones de tiempo y costes de desplazamiento, y la prolongación de los plazos de tratamiento puede tener un impacto psicológico y de incomodidad asociado.

Para las organizaciones sanitarias que buscan eficiencia operativa, la gestión de procesos y flujos de trabajo es un factor importante. Las visitas repetidas de los pacientes suponen un tiempo adicional para el profesional sanitario, costes adicionales para el hospital y una reducción del flujo de pacientes, con los consiguientes retrasos para otros pacientes. Minimizar las deficiencias operativas y mejorar la asignación de recursos a nivel de gestión ayudan a las organizaciones sanitarias a beneficiarse de procesos más eficientes.

Trabajando juntos, Olympus puede ayudar a proporcionar tecnologías innovadoras que ofrecen eficiencia en los procedimientos. La tecnología PLASMA , por ejemplo, es un sistema de energía avanzado que ofrece una terapia probada para aplicaciones endourológicas como el tratamiento del cáncer de vejiga no invasivo (CVNMI) y la hiperplasia benigna de próstata (HBP). A medida que la prevalencia de la HBP aumenta en las poblaciones que envejecen, se espera que también aumente la carga de esta enfermedad para los sistemas sanitarios y la sociedad. La tecnología PLASMA se asocia a la mejora de los resultados clínicos y la comodidad del paciente, así como a la reducción del coste global de la asistencia. De hecho, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) del Reino Unido ha publicado una guía actualizada sobre la tecnología PLASMA para la resección transuretral y la hemostasia de la próstata (RTUP), en la que se estima un ahorro por paciente de al menos el 24%, combinado con una eficacia clínica equivalente y una reducción de los eventos adversos graves al pasar de la tecnología monopolar a la PLASMA.

Comprender las oportunidades de la digitalización de la asistencia sanitaria para mejorar la comunicación entre los hospitales y los pacientes, y adaptarse a las nuevas formas de trabajo son también factores importantes para la optimización del flujo de trabajo.

Economía: mejora de la gestión de los costes y el flujo de caja
Cuando se trata de economía, la gestión de los costes y el flujo de caja es, por supuesto, uno de los principales motores del éxito de cualquier organización. En el sector de la asistencia sanitaria, mantener el gasto bajo al tiempo que se maximizan los resultados de los pacientes beneficia al funcionamiento de todos los hospitales, y es también un factor clave en la adopción de enfoques sanitarios basados en el valor. Aprovechar los modelos de pago basados en el valor de los fabricantes de equipos médicos es una de las formas en que los hospitales pueden beneficiarse al mismo tiempo que ofrecen tecnologías de vanguardia. El modelo de contrato de pago por procedimientos de Olympus, por ejemplo, es un enfoque pragmático para apoyar la mejora de los resultados y facilitar la gestión de la rentabilidad. Aquí, los paquetes de procedimientos personalizados se definen y se vinculan a un precio fijo, por lo que no es necesario resolver los complejos retos de la medición de resultados. El reparto de riesgos es una parte importante de este enfoque y el modelo de contrato está abierto a ajustes individuales por parte de los hospitales. El modelo de pago no se basa en los resultados, sino en los procedimientos. Para las instituciones con un elevado número de procedimientos, incluso una tarifa plana por tipo de procedimiento podría ser beneficiosa. El seguimiento de los procedimientos se realiza de forma totalmente digital y transparente a través de programas informáticos u otras opciones de conectividad para contribuir a la eficiencia.

Consideración de la seguridad y la reputación para ayudar a mejorar la experiencia del paciente y el bienestar del personal
Dado que el panorama competitivo de la sanidad está evolucionando, seguir siendo atractivo tanto para los pacientes como para el personal es una consideración importante para la dirección del hospital. Las partes interesadas en la adquisición y las operaciones deben considerar la posibilidad de elegir proveedores de equipos médicos que hagan de la seguridad una prioridad, siendo el bienestar del paciente y del personal un componente clave para ello. La formación detallada para aumentar la confianza de los médicos y mejorar los resultados de los pacientes es un factor importante para ayudar a una organización sanitaria a convertirse en la mejor opción para los pacientes, en consonancia con el enfoque de VBHC centrado en el paciente. El nuevo portal online, Olympus Continuum, ofrece una amplia gama de programas de formación profesional para ayudar a los profesionales sanitarios a seguir desarrollando su experiencia clínica en áreas especializadas. Nuestros Medical Expert Training , están disponibles en 46 países e incluye 650 cursos de formación diferentes para ayudar a reforzar las habilidades de procedimiento y garantizar un uso seguro y eficaz de nuestros sistemas médicos.

La introducción de nuevas tecnologías médicas que ofrecen un diagnóstico más preciso y nuevas opciones de tratamiento ayuda a los médicos a identificar, diagnosticar y tratar mejor a sus pacientes. Las innovaciones de última generación de los proveedores de diagnósticos, terapias, equipos médicos y software clínico tienen un importante papel que desempeñar en el impulso de la reputación y la competitividad de las organizaciones sanitarias. Olympus está comprometida con la experiencia del paciente, no sólo en términos de desarrollo de nuevas tecnologías en constante evolución, sino también en términos de comunicación, educación y gestión de nuestros sistemas y servicios. Desde productos revolucionarios como ORBEYE para la microscopía quirúrgica de nuevo nivel y nuestro sistema de endoscopia más avanzado, EVIS X1 , hasta programas de Medical Expert Training que ayudan a los equipos de asistencia sanitaria a desarrollarse, nuestro objetivo es apoyar una atención al paciente dedicada y optimizada hoy y en el futuro. La introducción de nuevas tecnologías médicas que ofrecen un diagnóstico más preciso y nuevas opciones de tratamiento ayuda a los médicos a identificar, diagnosticar y tratar mejor a sus pacientes. Las innovaciones de última generación de los proveedores de diagnósticos, terapias, equipos médicos y software clínico tienen un importante papel que desempeñar en el impulso de la reputación y la competitividad de las organizaciones sanitarias. Olympus está comprometida con la experiencia del paciente, no sólo en términos de desarrollo de nuevas tecnologías en constante evolución, sino también en términos de comunicación, educación y gestión de nuestros sistemas y servicios. Desde productos revolucionarios como ORBEYE para la microscopía quirúrgica de nuevo nivel y nuestro sistema de endoscopia más avanzado, EVIS X1 , hasta programas de Medical Expert Training que ayudan a los equipos de asistencia sanitaria a desarrollarse, nuestro objetivo es apoyar una atención al paciente dedicada y optimizada hoy y en el futuro.

Este enfoque integral de apoyo a la asistencia sanitaria es coherente con la garantía de resultados optimizados en todo el trayecto del paciente, al tiempo que se maximiza la eficiencia y se reducen los costes. En colaboración con los aliados de la industria, las partes interesadas, tanto clínicas como no clínicas, tienen un papel que desempeñar para hacer posible la mejora de la eficiencia y los resultados sanitarios que la VBHC pretende conseguir.

Resumen
Los enfoques de la atención sanitaria basados en el valor se consideran en general un método importante para mejorar los resultados sanitarios de los pacientes en todo el mundo, al tiempo que se controlan los costes sanitarios desmedidos. La racionalización de la vía asistencial mediante la optimización y la mejora de los procesos en consonancia con las cuatro dimensiones pueden contribuir a aumentar el valor de la prestación sanitaria para todas las partes interesadas.

Y con COVID-19 hay todavía más motivación para reducir más los gastos innecesarios y mejorar la eficiencia. La pandemia está haciendo estragos en las finanzas públicas, y los planes fiscales elaborados por los gobiernos un día son a menudo modificados al día siguiente, ya que se requieren nuevos gastos y préstamos para apuntalar las economías. Al mismo tiempo, los sistemas sanitarios se están hundiendo bajo la presión adicional de la gestión de la crisis sanitaria. Los programas masivos de pruebas diagnósticas, los procedimientos cancelados y las enfermedades del personal a una escala totalmente sin precedentes, significan que es imperativo generar una mayor eficiencia al tiempo que se obtiene un mayor valor del gasto sanitario.

¿Más información sobre nuestros productos? Póngase en contacto con nosotros aquí.

Olympus respeta su privacidad. Consulte nuestra  Declaración de privacidad para obtener información sobre cómo procesamos sus datos personales para responder a su consulta.
* Campos obligatorios