Cómo funciona el NBI

Olympus NBI (Narrow Band Imaging) es una tecnología óptica disponible para distintas disciplinas médicas, que ayuda a visualizar los patrones vasculares y de la mucosa más pequeños. NBI utiliza únicamente las longitudes de onda absorbidas por la hemoglobina para conseguir un contraste máximo. Una serie de estudios destacan el valor clínico del NBI, especialmente en relación con la detección de cáncer y la caracterización de las áreas sospechosas de la mucosa. Comparado con la endoscopia de luz blanca, las imágenes de los capilares están menos borrosas y la probabilidad de no detectar lesiones se reduce.

NBI con EVIS X1
Experimente el poder del diagnóstico preciso

NBI es una potente tecnología probada que hace posible diagnósticos ópticos fiables de los principales hallazgos del tracto gastrointestinal.1-8

Entre las estrategias de tratamiento eficientes de lesiones que NBI hace posible se encuentran:

  • Biopsias dirigidas en el tracto gastrointestinal.2, 5
  • Toma de decisiones más sencilla para técnicas de resección endoscópica apropiadas.4, 5
  • Evaluación histológica que posiblemente evite lesiones de bajo riesgo
    (como pólipos diminutos en la región rectosigmoidea bajo el paradigma extirpado y resecado). 6-8


Experimente el poder del NBI con el EVIS X1, nuestro sistema de endoscopia más avanzado.

Esófago

Esta conclusión se desprende de un ensayo internacional, aleatorio y cruzado en el que se comparó la endoscopia con luz blanca de alta definición (HD-WLE, por sus siglas en inglés) con la tecnología NBI en 123 pacientes (estudio dirigido por Sharma et al. , publicado en Gut. 2013, 62 (1), pp. 15–21.

El objetivo del estudio era comparar la endoscopia de luz blanca de alta definición (HD-WLE) aplicando el protocolo Seattle y la biopsia dirigida NBI para la detección de IM y tejido neoplásico en el esófago de Barrett. El autor examinaba las diferencias de las biopsias HD-WLE y NBI a nivel de (1) proporción de pacientes con metaplasia y neoplasia intestinal, (2) proporción de área neoplásica, y (3) número de biopsias globales realizadas.

Los resultados: para la detección de IM, tanto HD-WLE como NBI alcanzaron coeficientes de detección del 92 %. Mientras que HD-WLE necesitaba una media de 7,6 biopsias por paciente, NBI solo necesitaba 3,6 biopsias. Para la detección de displasia, el coeficiente diagnóstico de HD-WLE y NBI eran equivalentes. Sin embargo, NBI necesita menos biopsias que HD-WLE en pacientes con segmento corto BO (3,0 vs. 3,9) y pacientes con segmento largo BO (4,1 vs. 10,9).

Por ello, la NBI puede mejorar la eficacia de la detección y vigilancia endoscópica del esófago de Barret e incluso reducir los costes de patología gracias a la reducción de las biopsias practicadas.

Este resultado fue publicado por Manabu Muto et al.en un ensayo clínico controlado y aleatorio con 360 pacientes, donde se comparó el coeficiente de detección en tiempo real de SCC superficial y HNSCC con WLE y NBI en orden inverso. Consulte todos los detalles en la publicación Journal of Clinical Oncology. 2010, 28 (9), pp. 1566–1572.

El cáncer de esófago es el octavo cáncer más común del mundo con un pronóstico desfavorable en la mayoría de casos. Esto se debe principalmente al hecho de que la endoscopia de luz blanca ofrece un coeficiente de detección muy bajo para el cáncer en fases tempranas. Por ello, el carcinoma de células escamosas de esófago y el de cabeza y cuello suelen detectarse en fases avanzadas. El objetivo del estudio era comprobar si la técnica NBI podía mejorar los coeficientes de detección para el carcinoma de células escamosas de la región de la cabeza y el cuello, así como del esófago.

Los resultados fueron prometedores. Mientras que la técnica NBI primaria detectaba todos los cánceres superficiales (100%) en la región de la cabeza y el cuello, la técnica WLE primaria solo detectaba el 8,0% (Tabla 1). En el esófago, la técnica NBI primaria detectaba el 97% de las lesiones mientras que el WLE primario solo detectaba el 55%. El coeficiente de detección de la técnica NBI secundaria después de WLE primario aumentó considerablemente en la región de cabeza y cuello (8,0% vs. 77%) y en el esófago (55% vs. 95%). En cambio, si NBI estaba seguido por WLE secundario, el coeficiente de detección se reducía. El cincuenta y siete por ciento de los cánceres superficiales en la región de cabeza y cuello y el 23% en el esófago fueron detectados solo por medio de la técnica NBI. Solo había una lesión que fue detectada por WLE pero se descartó al practicar NBI secundario.

En conclusión, NBI tiene un coeficiente de detección mucho más alto para carcinomas de células escamosas que la endoscopia de luz blanca y puede pasar a ser la exploración de referencia para la detección temprana del cáncer superficial en la región de cabeza, cuello y en esófago.

Colon

Un metanálisis deMcGill et al.publicado en Gut 2013; 62 : 1704–1713 analizó 28 estudios sobre el diagnóstico en tiempo real de la colonoscopia con NBI. Los resultados revelaron que el diagnóstico endoscópico en tiempo real de pólipos colorrectales con NBI es particularmente preciso, con un resultado por encima de >0,90 en la zona debajo de la curva ROC. Las predicciones con alto grado de confianza proporcionaron >90 % de sensibilidad y valor predictivo negativo para la histología de los pólipos adenomatosos. Igualmente, las predicciones del intervalo de vigilancia basadas en el diagnóstico óptico fueron en consonancia con la patología en más del 90 % de los pacientes.

En conclusión, la adaptación del diagnóstico óptico con NBI de los pólipos colorrectales, especialmente en predicciones con alto grado de confianza, ofrece resultados prometedores para reducir los costes y optimizar los procesos colonoscópicos, evitando potencialmente la necesidad de examen patológico.

Hewett et al.Hewett et al. han desarrollado una herramienta sencilla para evaluar la histología de los pólipos colorrectales: la Clasificación internacional endoscópica colorrectal de NBI (NICE). Su estudio multicentro, controlado y aleatorio, publicado en Gastroenterology. 2012, 143 (3), pp. 599–607, no solo proporciona una herramienta sencilla para la evaluación en tiempo real respaldada por NBI de los pólipos colorrectales. También muestra que la aplicación de este esquema de clasificación es lo suficientemente precisa para considerar la política de resección y descarte, que es una práctica prometedora para ahorrar costes patológicos.

Los criterios para la clasificación NICE fueron evaluados por expertos y residentes seguido de una predicción global de la histología. El patrón superficial alcanzó los valores más altos de precisión, sensibilidad, especificidad y valor de predicción negativo. Al combinar los criterios, la presencia de características adenomatosas alcanzó una precisión global, sensibilidad y especificidad del 92%, 92% y 95% respectivamente. El valor de predicción negativo para la histología adenomatosa fue del 92%. Estos valores aumentaban todavía más cuando se excluían las predicciones de baja confianza.

En conclusión, si se usa con la endoscopia de alta definición, la clasificación NICE resulta adecuada para diferenciar entre pólipos hiperplásicos y adenomatosos. Cumpliendo los indicadores mínimos de rendimiento para evaluar la histología de pólipos colorrectales diminutos, puede contribuir a reducir sustancialmente el coste de la colonoscopia.

Formación en diagnóstico óptico con NBI

Olympus está comprometido con ofrecer las tecnologías más avanzadas para el diagnóstico y el tratamiento endoscópicos, lo que permite avanzar en los cuidados a los pacientes.

Visita nuestro portal de formación de NBI

Sources:
1 Sharma et al. Gastroenterology. 2016 Mar; 150(3): 591-8.
2 Thosani et al. Gastrointest Endosc 2016 Apr; 83(4): 684-698.e7.
3 Kaise et al. Endoscopy 2009 Apr; 41(4): 310-5.
4 Yao et al. New Challenges in Gastrointestinal Endoscopy 2008, pp 169-176.
5 Pimentel-Nunes et al. Endoscopy 2019; 51: 365-388.
6 Dayyeh et al. Gastrointest Endosc. 2015 Mar; 81(3):502.e1-502.e16.
7 Kaminski et al. Endoscopy. 2014 May; 46(5): 435-49.
8 National Institute for Health and Care Excellence (NICE). 2017;
Diagnostics guidance [DG28]; available at https://www.nice.org.uk/guidance/dg28.

Contacto y asistencia

Olympus Iberia
+34 93 394 13 00

Horario del servicio de asistencia:
De lunes a jueves de 8:00 a 17:00 horas
Viernes de 8:00 a 15:00 horas